Un documental premiado sobre por qué 70 millones de meditadores de Falun Gong fueron perseguidos en China.

© Swoop Films 2016

¿POR QUÉ SE PERSIGUE A FALUN GONG EN CHINA?
Durante el decenio de 1990, se reconoció ampliamente que Falun Gong elevaba la salud pública y la moralidad mediante sus enseñanzas de verdad, compasión y tolerancia. Entonces, ¿por qué el Partido Comunista Chino lanzó una campaña para erradicarlo, enviando a cientos de miles de ciudadanos respetuosos de la ley a campos de trabajo para enfrentar la tortura y la muerte?

POPULARIDAD E INDEPENDENCIA
En 1998, una encuesta del gobierno chino mostró que había más gente practicando Falun Gong que miembros del partido comunista chino. Con 70 a 100 millones de practicantes, Falun Gong fue posiblemente el grupo independiente más grande en la historia de la República Popular China.

El Partido Comunista busca controlar todas las organizaciones de voluntarios, las religiones, los medios de comunicación y las instituciones educativas en China. Suprime a los que no se someten a su control, incluyendo a Falun Gong.

LOS CELOS PERSONALES DE UN DICTADOR
La decisión de perseguir a Falun Gong fue tomada casi unilateralmente por el presidente del partido comunista Jiang Zemin. Otros miembros de la dirección estaban a favor de un enfoque más conciliador, reconociendo que Falun Gong era pacífico y no tenía una agenda política.

La oposición de Jiang Zemin a Falun Gong era profundamente personal, debido a sus celos por la popularidad de la práctica. También creía que lanzando una campaña al estilo de la Revolución Cultural contra Falun Gong, podría consolidar su poder.

INCOMPATIBILIDAD CON LOS IDEALES MARXISTAS
A pesar de que China se ha convertido en una economía de mercado en las últimas décadas, el Partido Comunista ateo todavía se aferra a la ideología marxista. Algunos líderes del partido vieron a Falun Gong, con su creencia en la existencia de Budas, Daos y Dioses, y su convicción de que cualquiera puede alcanzar un reino divino a través del auto-refinamiento, como un desafío a la ideología de que el partido es la máxima autoridad.

LA HISTORIA DE PERSECUCIÓN DEL PARTIDO COMUNISTA
A lo largo de sus más de 60 años en el poder, el Partido Comunista ha lanzado repetidamente campañas políticas que suprimen la libertad de pensamiento y obligan al pueblo chino a declarar su lealtad al Partido. En 1999, Falun Gong se convirtió en su último objetivo. El superviviente de la tortura Zhao Ming lo explicó como: “La maquinaria de persecución del Partido estaba ahí, Jiang presionó el botón.”

Lea más: Supresión violenta de 100 millones de personas

Véalo Youtube | Vimeo