En nombre de Confucio

“En el nombre de Confucio” es el primer documental que expone las crecientes controversias mundiales en torno al multimillonario Instituto Confucio (CI) del gobierno chino, un programa de lengua china que se adscribe a más de 1.600 universidades y escuelas extranjeras de todo el mundo.

Difícil de Creer

Cómo los médicos se convirtieron en asesinos y cómo hicimos la vista gorda. Difícil de creer es un documental premiado que examina el tema de la extracción forzosa de órganos de los prisioneros de conciencia chinos en vida, y la respuesta -o la falta de ella- en todo el mundo.

Trascendiendo el miedo: La historia de Gao Zhisheng

Nacido en una cueva con sólo estrellas para dar la hora, Gao Zhisheng supera increíbles probabilidades para convertirse en uno de los mejores abogados de China. La gente lo llama “la conciencia de China”. Pero entonces, a los ojos del Partido Comunista, su búsqueda de la justicia va demasiado lejos. Después de hablar en contra de los tabúes de los abusos de los derechos humanos, Gao es secuestrado y torturado. La policía secreta tiene a su esposa e hijos como rehenes. En un desgarrador dilema, Gao se ve obligado a elegir entre la búsqueda de justicia de toda su vida y el amor por su familia.

La luz de las velas al otro lado de la calle | Leyendas que se revelan

Justo al lado de Oxford Street en Londres, hay un camino tranquilo – Portland Place. Hay muchas embajadas aquí, también la sede de la BBC, y el Real Instituto de Arquitectos Británicos. En 1875, la emperatriz de la dinastía Qing, la viuda Cixi, compró un edificio de oficinas aquí. Desde entonces, este lugar ha sido la embajada de China.

El viaje a Tiananmen

El 20 de noviembre de 2001, 36 personas de todo el mundo se reunieron en la Plaza de Tiananmen. Muchos nunca se habían conocido, muchos ni siquiera sabían si alguien más aparecería. Fue una reunión necesaria e impredecible. Es la historia de su inesperado triunfo en llamar la atención internacional a la detención, tortura y a menudo muerte de las decenas de miles de personas que habían venido antes que ellos para levantar una bandera en la Plaza de Tiananmen y proclamar “Falun Dafa es bueno”.